HISTORIA DE LA FABRICACIÓN DEL CHOCOLATE AMATLLER
La primera elaboración de chocolate por parte de Gabriel Amatller tuvo lugar hacia 1797 en la calle Manresa de Barcelona, en el barrio del Born.

En 1878 Antoni Amatller, con 36 años y después de haber realizado un viaje por Europa visitando las fábricas más importantes de chocolate del continente, hizo construir una nueva fábrica en lo que era el vecino pueblo de St. Martí de Provençals, hoy parte del barrio de Poblenou de Barcelona, dejando las oficinas y almacén en lo que había sido la fábrica inicial.
La fábrica se dotó con la maquinaria más moderna de la época, lo que permitió al Chocolate Amatller producir con la calidad que permitían los últimos adelantos tecnológicos e iniciar un camino hacia el liderazgo en la España de finales del s.XIX.
Cabecera: grabado de la fábrica Amatller en 1887. Arquitecto: Pere Bassegoda.




Fila superior:Izquierda: almacén de sacos de cacao. Derecha: sala de tueste.

Fila central: Izquierda: molinos de cacao. El cacao, una vez tostado y descascarillado, es molido dando lugar a un líquido denso y oscuro, el licor de cacao. Derecha: El licor de cacao, junto con el azúcar y otros ingredientes según la variedad de chocolate, se mezclaban y refinado en molinos de piedra de granito.

Fila Inferior: Izquierda: sala de batidoras y moldeadora: el chocolate, una vez dosificada en el molde, se batía para repartirla uniformemente y seguidamente se marcaba con una retícula de metal para dar lugar a las tradicionales "onzas" cuadradas. Derecha: nevera, donde las tabletas, una vez formadas, se enfriaban antes de envolverse.
La fábrica Amatller producía en 1915 aproximadamente 11.000 kilos de chocolate al día, a partir de cacao de orígenes como Venezuela, Cuba, Ecuador(Guayaquil), de la isla de Bioko en Guinea Ecuatorial (antigua Fernando Poo) y de Ceilán.
Para refrigerar el chocolate, la fábrica disponía de dos máquinas de hielo que fabricaban 4.000 kilos por hora.
En ella trabajaban hasta 150 empleados repartidos en las diferentes secciones: Almacén de Cacao y otras materias primas, sala de tostado, sala de molinos de cacao, sala de mezclado y refinado, sala de batidoras y moldeadoras, sala de envolvedoras, cámara frigorífica, sección litográfica y tipográfica.
Evolución de la fábrica de Sant Martí de Provençals a lo largo del tiempo. Años 1878, 1900 y 1927
Los años que transcurren desde 1878 hasta el comienzo de la Guerra Civil Española, fueron los años de esplendor de la fábrica Amatller de Barcelona, que tuvo sucesivas ampliaciones, como reflejan distintos grabados en documentos de la marca.

En el año 1924 se inauguró una nueva fábrica Amatller en Banyoles (Girona). Ambas fábricas funcionaron hasta los años 60. Fue en aquél momento cuando la marca Amatller, una vez desaparecida sin descendencia Teresa Amatller, última generación familiar al frente de la compañía, pasó por varios procesos de compraventa hasta que en 1972 fue adquirida por Chocolates Simón Coll.

La empresa de la familia Coll, actualmente en su sexta generación dedicada al chocolate, viene elaborando el Chocolate Amatller durante los últimos 40 años, siguiendo la tradición de la marca y con una vocación de futuro basada en la innovación.
Sala donde se envolvían las tabletas de chocolate. Fábrica Chocolate Amatller de Banyoles.
Facebook Twitter
SANT PERE 37, 08770 SANT SADURNÍ D'ANOIA
BARCELONA (SPAIN)

+34 93 891 11 00
chocolates@simoncoll.com
ENCUÉNTRANOS

Facebook Twitter Instagram
ALL RIGHTS RESERVED
© CHOCOLATES SIMÓN COLL S.A. 2013

AVISO LEGAL
Español Català English
Este sitio web utiliza cookies de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación.
Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso (más información).
No volver a mostrar este mensaje